Llegó el verano. El calor nos hace a todos soñar con lugares más frescos y alejados del estrés acumulado. Muchos ya están haciendo la maleta: julio o agosto, da igual, lo importante es escapar durante unas semanas de las obligaciones rutinarias.

Los autónomos se plantean la misma pregunta todos los años: ¿me voy?, ¿merece la pena enfrentarse al gasto que supone no generar ningún ingreso y sin embargo continuar corriendo con todos los pagos? Ante tanta incertidumbre algunos deciden no irse y otros se hacen la siguiente pregunta: ¿y si me doy de baja de la cuota de autónomos durante el periodo de vacaciones?

La trampa de las vacaciones de los autónomos

Un autónomo puede elegir cuándo tomarse sus vacaciones con total independencia y manejar su tiempo sin rendir cuentas a nadie. Sin embargo, esto implica no percibir ningún ingreso ese mes ya que la ley no ampara los días festivos de los que disfruta un trabajador por cuenta ajena. Por este motivo, muchos deciden quedarse sin su merecido descanso, ya que irse, implicaría cargar con la inversión de dejar a alguien a cargo y por supuesto continuar pagando su afiliación al RETA. Recordemos que se paga una cuota de 267€ al mes para aquellos que cotizan por la base mínima y que no están sujetos a ninguna bonificación.

Ante esta situación, están los que se plantean dejar de aportar durante el mes de descanso. Esto es perfectamente legal, sin embargo, pueden incurrir en desventajas respecto a las bonificaciones y derechos por cotización como veremos más adelante.

Darse de baja de la cuota de autónomos durante las vacaciones ¿es una buena idea?

Chica rubia sentada en un sofá trabajando con un portátil, pensativa, concentrada

Existen diversos factores por los cuáles se desaconseja este procedimiento. Principalmente se ha de tener en cuenta que de esa cuota dependen las futuras bajas por enfermedad, maternidad o el derecho al cese de actividad:

  • Las bajas por enfermedad solo se podrán disfrutar si se ha aportado al RETA al menos 180 días de los cinco años anteriores al tiempo que se quiere coger la baja. También hay que tener en cuenta que a más tiempo acumulado de aportación más podremos disfrutar de nuestro derecho.
  • La prestación por cese de actividad, lo que llaman el paro de los autónomos, solo podrá disfrutarse si se ha aportado durante los 12 meses inmediatamente anteriores a la solicitud de dicha prestación.

Además, si se está disfrutando de las bonificaciones de la tarifa plana, estas se perderían de inmediato en el momento de darse de baja y de alta nuevamente. La ley dicta como requisito para acogerse a esta ventaja no haber estado inscrito en el RETA en los años anteriores.

Otra de las desventajas a las que se enfrenta el autónomo en la práctica regular de altas y bajas del RETA es la del tiempo y cantidad de dinero percibido en la jubilación. Si no se aporta suficiente, se reducirá considerablemente el periodo de pensión. Esto, sumado a que la mayoría de los autónomos cotizan por la base mínima también  repercute negativamente en la cantidad de jubilación recibida.

En Sanjuan Asesores trabajamos todos los días del año para que tú descanses en vacaciones

Imagen veraniega, pared de madera azul con un barquito y una estrella de mar

En Sanjuan Asesores trabajamos todos los días del año para asesorar y cuidar de los ahorros y el negocio de nuestros clientes. Nuestro objetivo es que el ejercicio de tu actividad  sea lo más eficiente posible durante todo el año con previsión para poder ahorrar esos meses que más lo necesitas. Contamos con expertos fiscales, contables y auditores que cuidan cada detalle para que no haya fisuras. Sabemos que lo más importante es tu tranquilidad y sobre todo, entendemos que el esfuerzo del trabajo acumulado bien merece un descanso. Si quieres informarte de nuestros servicios pincha sin compromiso aquí.