Cuando somos nuestros propios jefes uno de los mayores problemas antes el que nos encontramos en la organización. El no tener a alguien por encima que nos marque los tiempos genera en múltiples ocasiones que perdamos mucho tiempo entre nuestras tareas y que no seamos capaces de desarrollarlas de una manera eficiente, eficaz y efectiva. Por eso, tener la suficiente responsabilidad para organizar tanto nuestras tareas como obligaciones diarias es importantísimo para desarrollar un correcto funcionamiento de nuestro negocio y conseguir con ello un pleno desarrollo tanto profesional como personal.

 

Y es que los autónomos, en muchas ocasiones a pesar de trabajar muchas horas, al final de la jornada no logran ser todo lo productivos que les gustaría, pues no ven recompensa en todas las horas invertidas de trabajo. Perderse en reuniones con clientes, llevar al día la administración del negocio, tomarse tiempo para diseñar estrategias, contestar llamadas, enviar emails y a la vez ser productivo es una tarea casi casi imposible para quien trabaja para sí mismo. Pero la realidad es que ¡Ser organizado y productivo es posible! ¿Que cómo? A continuación os dejamos una serie de tips que quizás os ayuden a tener una visión un poco más amplia de como debe organizarse un trabajador por cuenta propia 

 

[cv_instructions icon_location=»left» entrance=»true»]

[cv_instructions_step title=»COMIENZA PRONTO TU ACTIVIDAD» icon_source=»number» icon_number=»1″ icon=»mail-1″]

Mantener unos horarios fijos en los que la actividad laboral comienza pronto por la mañana es vital. Podemos aprovechar además para quitarnos de en medio mails y llamadas que nos liberarán en adelante de tiempo para poder dedicárselo a cosas más importantes. ¡Pero madrugar no quiere decir echar más horas! el objetivo es comenzar antes para también terminar antes.

[/cv_instructions_step]

[cv_instructions_step title=»PLANIFICA EL DÍA CON CABEZA» icon_source=»number» icon_number=»2″ icon=»mail-1″]

Si empezamos pronto nuestra actividad, podemos aprovechar para tomarnos tomarnos un tiempo al principio de cada jornada para estar tranquilos, aclararnos las ideas y marcarnos un planning y objetivos para el resto del día. Una buena planificación es muy importante para ser productivo pues nos ayudará a tener una visión global de dónde estamos y lo que debemos hacer, lo cual a la larga se traducirá en que podremos mantener un orden en nuestro trabajo y no estar realizando nuestras tareas según vienen. Al final de cada día notaremos que hemos sido más productivos ahorrando mucho tiempo.

[/cv_instructions_step]

[cv_instructions_step title=»LLEVA UNA AGENDA DIARIA» icon_source=»number» icon_number=»3″ icon=»mail-1″]

Plasma tus planificación en un soporte que te ayude a tenerla siempre presente. Desde un calendario digital hasta una agenda de papel clásica, cualquier método es bueno, ¡pero escribe!. Está demostrado que guardar las ideas en la cabeza no es operativo, al final siempre se nos terminan por escapar ciertas cosas. Además, este sencillo paso nos ayudará también a mantener ordenada nuestra planificación.

[/cv_instructions_step]

[cv_instructions_step title=»PRIORIZA TUS TAREAS» icon_source=»number» icon_number=»4″ icon=»mail-1″]

Tengo muchas tareas en cola pero, ¿Cuál es más importante? Tómate unos minutos para priorizar tus tareas y quitarte lo más «gordo» cuanto antes. En los primeros momentos de la jornada es cuando nos encontramos con más ganas por lo que nos sentiremos más fuertes para hacer tareas que nos exijan más esfuerzo.

[/cv_instructions_step]

[cv_instructions_step title=»DE UNA EN UNA Y CON BUENA LETRA» icon_source=»number» icon_number=»5″ icon=»mail-1″]

Pretender abarcar más de lo que se puede o querer hacer varias cosas a la vez pensando en que así se terminaría antes, es como pegarse un tiro en el pie a uno mismo. Al final lo que resulta es que se termina dejando todo a medias y no se avanza. La manera adecuada de hacer las cosas es tomar una tarea y centrarse en ella hasta el final. todos nuestros esfuerzos deben estar en ella para realizarla de la forma más eficiente. Tómate tu tiempo y enfócate en ella. Aunque pienses que puedes hacer varias cosas a la vez, la productividad está muy reñida con este pensamiento así que, ¡Plantéate un objetivo y cúmplelo! pero uno a uno.

[/cv_instructions_step]

[cv_instructions_step title=»DESCANSA Y RECARGA LAS PILAS» icon_source=»number» icon_number=»6″ icon=»mail-1″]

Trabajar muchas horas seguidas sin descansar provoca que nuestras capacidades se vean mermadas a medida que pasa el tiempo. El recomendable tomarse pequeños descansos cada cierto tiempo para recuperar energías y desconectar de las labores en las que nos encontremos inmersos. Si pensamos que tomarse estos descansos es una manera de perder un tiempo muy valioso que podríamos estar dedicando a producir, no te engañes, sin descanso serás mucho menos productivo. Desconectar es una inversión en tí. Además de descansar, es importante mantener una alimentación equilibrada y saludable, sin excesos. Las comidas copiosas 

[/cv_instructions_step]

[cv_instructions_step title=»DELEGA SIEMPRE QUE SEA NECESARIO» icon_source=»number» icon_number=»7″ icon=»mail-1″]

Siempre que puedas, en caso de una carga de trabajo acuciante, delega tus tareas en otra persona y libérate para poder abarcar más aspecto de tu negocio. ¡IMPORTANTE! Delegar no quiere decir olvidarte de tu la responsabilidad. Ésta es tuya, por lo que estar encima de la persona elegida para ayudarte es casi obligatorio para supervisar que el trabajo se hace como debe ser. Delegar también puede entenderse como externalizar procesos. Saber poner en manos expertas aspectos relevantes de nuestro negocio es vital para poder tener tiempo y energía para dedicarnos a el núcleo de nuestra empresa, ya sea en aspecto comerciales o de producción.

[/cv_instructions_step]

[cv_instructions_step title=»HUYE DE LAS DISTRACCIONES» icon_source=»number» icon_number=»8″ icon=»mail-1″]

Facebook, whatsapp, mail, el periódico, una caña con amigos,…este tipo de cosas son de las que debemos huir en nuestros horarios de trabajo. Estamos rodeados de tentaciones que nos llaman a la procrastinación, y eso a la larga se convierte en una cantidad ingente de horas perdidas que podríamos haber dedicado a labores más provechosas. Mentalízate y huye de las distracciones hasta que termine el día. Es difícil pero necesario. Si te saturas da un paseo, tómate un café o escucha música pero no recurras a distracciones que harán que pierdas el hilo del trabajo. 

[/cv_instructions_step]

[/cv_instructions]

 

Aunque pueda parecerlo, todos estos consejos no son útiles únicamente para trabajadores por cuenta propia. Cualquier asalariado de una gran empresa, estudiantes e incluso deportistas podrían inspirarse en ellos para mejorar su productividad en sus diferentes ámbitos. Y es que en definitiva, la productividad se basa en la predisposición de uno mismo con respecto al trabajo ante el que se presenta y en estar contento con lo que se hace y con uno mismo. 

 

¿Crees que eres lo suficientemente productivo en tu negocio ?

En Sanjuan Asesores somos especialistas en acompañar a las empresas en toda su andadura, ayudándoles a maximizar sus esfuerzos e incrementar su productividad ahorrándoles grandes esfuerzos en cuanto a la gestión de sus cuentas y trámites. Y es que nuestro objetivo prioritario es crecer con ellas. Si deseas más información para tu empresa, contáctanos y descubre todo lo que podemos hacer por ti y por el éxito de tu negocio.

[gravityform id=»8″ title=»false» description=»false»]