Comprobación. Cuando se transmite un inmueble y se liquida el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, es habitual que la Administración compruebe el valor declarado.  Pues bien, si se encuentra ante esta situación y le remiten una liquidación paralela (porque la Administración considera que el valor declarado es inferior al de mercado), verifique que esté bien motivada.

Motivados. Los actos administrativos deben comunicarse al contribuyente incluyendo todos los aspectos que se han tenido en cuenta para dictarlos. De esta forma, el destinatario, al conocerlos en todo su alcance, puede ejercer su derecho a oponerse e interponer los recursos correspondientes. Apunte. Sepa que una reciente sentencia ha considerado que una comprobación de valores era nula por los siguientes motivos:

  • La Administración fundamentó la comprobación en unos estudios de mercado que ni se adjuntaron a la liquidación paralela ni constaban siquiera en el expediente administrativo.
  • Tampoco se fundamentó por qué se aplicaban los criterios de dichos estudios de mercado y no otros.
  • Además, ningún perito de la Administración visitó el inmueble en cuestión, por lo que no era posible establecer si las condiciones físicas de éste –conservación, superficie, etc.– se ajustaban a esos estudios de mercado genéricos en los que se fundamentó la comprobación.

En definitiva, ante una comprobación de valores, verifique si se dan los tres supuestos anteriores. Si falla alguno de ellos, impugne la comprobación alegando que no está motivada.

En las comprobaciones de valores es necesario que un perito de la Administración visite el inmueble.