IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES / IVA

Insistimos: ¡cuidado con los vinculados!

Sociedades. Si su empresa va a vender a personas o entidades vinculadas, analice primero la capacidad de pago de éstas. ¡Atención! Recuerde que si se produce un impago, no podrá deducirse el gasto por deterioro de clientes.

IVA repercutido. Pues bien, sepa que en el IVA pasa algo similar. Si hay impago, su empresa no podrá rectificar la factura ni recuperar el IVA repercutido que habrá sido ingresado en Hacienda.

Más costes. Por tanto, el impago por parte de un vinculado supone unos costes mayores. De este modo, si su empresa efectúa una venta de 10.000 euros más 2.100 euros de IVA que resulta impagada, el coste real que acabará soportando será 4.600 euros más elevado:

Concepto

Cliente no vinculado

Cliente vinculado

Importe impagado

12.100

12.100

Menor cuota Impuesto Sociedades

– 2.500 (1)

0

IVA recuperable

– 2.100

0

Coste real del impago

7.500

12.100

1. Si el cliente no está vinculado, podrá computar un gasto por deterioro de 10.000 euros y reducir en 2.500 euros (el 25%) su cuota en el Impuesto sobre Sociedades.

No venda a vinculados sin antes asegurarse de su capacidad de pago. En caso de impago sus costes serán mayores.