Os resumimos a continuación algunas de las novedades tributarias que han sido introducidas por la nueva Ley de Emprendedores.

Novedades aplicables con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2013:

  • Las empresas de reducida dimensión y los empresarios personas físicas que adquieran activos nuevos pueden disfrutar de una deducción del 10% de los beneficios del ejercicio (o de los rendimientos netos del año, en caso de empresarios individuales) que hayan destinado a dichas compras. Dicha deducción es del 5% en caso de micropymes, o de empresarios que se acojan a las reducciones por mantenimiento de empleo o por inicio de actividad.
  • Se incrementa de 6.000 a 9.000 euros la deducción aplicable por cada persona/año en que se aumente la plantilla media de trabajadores con discapacidad. (En caso de trabajadores con discapacidad igual o superior al 65%, la deducción se aumenta hasta los 12.000 euros.)

Novedades aplicables a partir del 29 de septiembre de 2013: 

  • Se mejoran los incentivos para los inversores que suscriban participaciones de sociedades de nueva o reciente creación. Ahora los inversores podrán disfrutar de una deducción en el IRPF de hasta el 20% del importe que inviertan.

Novedades aplicables a partir del 1 de enero de 2014: 

  • Se establece un nuevo régimen del IVA de caja para empresas y empresarios cuyo volumen de operaciones en el año natural anterior no supere los dos millones de euros.